Peeling facial

Siguenos en:
Castellano / English
Página web actualizada el 01-04-2013
   Inicio >> Peeling
Peeling facial
La piel es el órgano más grande del cuerpo. Su función es la de proteger al organismo del medio externo. Se compone de tres partes, de superficial a profunda: epidermis, dermis, e hipodermis.

La epidermis, que es la capa más externa, está compuesta de células llamadas queratinocitos, que se sitúan en múltiples capas. Está en continua renovación, de forma que constantemente se producen nuevos queratinocitos en la parte profunda de la capa, que, a medida que avanzan hacia la superficie, van envejeciendo y muriendo, hasta que al final, al llegar a la superficie, se descaman por el roce, siendo sustituidos por otros nuevos.

En la base de la epidermis se encuentran también los melanocitos, células productoras de melanina, el pigmento que da color a la piel y al pelo, responsable del bronceado, y cuya función es protectora frente a la acción de los rayos solares.

Por debajo de la epidermis se encuentra la dermis, capa muy resistente, que da dureza y elasticidad a la piel, compuesta de fibras colágenas,y que contiene en su espesor las glándulas sudoríparas, sebáceas, los folículos pilosos (raíz de los pelos), etc.

Por último, bajo la dermis se halla la hipodermis o capa adiposa, compuesta por adipocitos o células grasas, blanda y de color amarillo en los seres humanos.

El peeling químico consiste en la aplicación sobre la piel de un producto químico irritante o cáustico para la piel (generalmente un ácido), que produce una descamación y eliminación de las capas superficiales de la misma, generalmente epidermis y a veces parte de la dermis, según el tipo de peeling, ya que los hay de distintos grados de profundidad. Con esto, se consigue que la piel reaccione produciendo células nuevas, es decir, renovándose. Los objetivos que se persiguen con esto son:
  • Eliminar las impurezas y las células muertas.
  • Favorecer la producción de nuevo colágeno y elastina, con lo que la piel gana en resistencia y elasticidad.
  • Eliminar el sebo y los comedones (“barrillos”).
  • Mejorar la dispersión de la melanina, con lo que se eliminan manchas y se uniformiza el tono de la piel.
En contra de lo que pueda parecer, las pieles que mejor toleran la acción del peeling químico son las claras, siendo las oscuras más sensibles, y con más riesgo de alteraciones de la pigmentación, etc.

Prácticamente todos los peelings, sobre todo los suaves, requieren de varias sesiones para conseguir el efecto deseado. El número de ellas dependerá de cada caso individual, y el espacio de tiempo entre ellas también, estando en torno a los 15-30 días entre sesión y sesión.

Tipos de peelings 
  • Peelings superficiales o suaves

    Dentro de los peelings superficiales o suaves, el más utilizado es el de ácido glicólico, a distintas concentraciones, y solo o combinado con otros agentes, como por ejemplo los despigmentantes. Produce una descamación suave de la epidermis, a veces imperceptible, y está indicado en casos de fotoenvejecimiento (envejecimiento de la piel a consecuencia de haber tomado mucho el sol), acné, melasma (manchas en la piel, típicas de los embarazos) e hiperqueratosis (acúmulos de células descamativas), etc. También aumenta la producción de colágeno en la dermis.

    El peeling de glicólico produce una leve sensación de escozor u hormigueo. Puede aplicarse a embarazadas o durante la lactancia. Tras la aplicación se produce un enrojecimiento moderado, pero no hay apenas descamación, por lo que puede aplicarse maquillaje casi inmediatamente.

    También se utiliza con frecuencia en peeling el ácido salicílico (molécula emparentada con la de la conocida Aspirina), cuya acción es sobre todo queratolítica: disuelve las uniones entre los queratinocitos, favoreciendo su descamación y eliminación. Se indica sobre todo en lesiones hiperqueratósicas, como son la dermatitis seborreica, la psoriasis, la ictiosis, las verrugas vulgares, etc. También combate los comedones, ya que desobstruye los poros.

    No se debe utilizar en embarazadas. Como recomendación, si se está embarazada hay que advertirlo antes de hacerse cualquier tratamiento de medicina estética, ya que algunos de ellos están contraindicados en este estado, y su médico debe saberlo.

    Otros componentes habituales de los peelings químicos suaves son los ácidos mandélico, pirúvico, láctico y retinoico (éste, derivado de la vitamina A), y los despigmentantes hidroquinona (hoy en día en desuso) y ácido kójico.

  • Peelings de acción intensa y penetración profunda

    Hay otros tipos de peeling de acción más intensa y penetración más profunda, que se utilizan en contadas ocasiones debido a que, aunque sus resultados son más llamativos con mucho menor número de sesiones, también la agresión que hacen en la piel es mayor, por lo que producen descamación intensa y un eritema (enrojecimiento) prolongado, que dificulta la vida social del/de la paciente durante los días/semanas siguientes al tratamiento. Se trata de los peelings de fenol y de ácido tricloroacético o TCA, que afectan a la epidermis y a la dermis en bastante profundidad. Su indicación debe hacerse de modo preciso, y requieren una observancia estricta de cuidados tras el tratamiento, como son evitar a toda costa la exposición al sol (con el uso continuado de cremas fotoprotectoras de pantalla total, es decir, de SPF máximo), etc. Esta recomendación, no obstante, se aplica a todos los “peelings”, incluso los suaves, ya que las radiaciones solares que inciden sobre la piel que está en proceso de recuperación tras el tratamiento pueden tener como efecto la aparición de manchas y pigmentaciones irregulares en la misma.
 
Servicios
Abdomen
Brazos
Estética
Facial
Intima
Liftings
Liposucciones
Mama
Mano
Masculina
Muslos
Piel
Medicina Estética
Tratamientos con láser
Dietética y nutrición
Terminos
Abdominoplastia
Ácido hialurónico
Adelgazar
Angiomas
Atlean
Aumento de mamas
Blefaroplastia
Blefaro. transconjuntival
Botox
Braquioplastia
Cantopexia
Celulitis
Cervicoplastia
Ciliopexia
Cruroplastia
Cuperosis
Depilación láser
Dermoabrasión facial
Estética
Estética no invasiva
Fotodepilación
Genioplastia
Ginecomastia
Hiperhidrosis
Lipoabdominoplastia
Lipoescultura
Lipofilling
Lipolisis express
Liposucción abdominal
Liposucción masculina
Lobuloplastia
Manchas solares
Mastopexia
Mesoterapia
Ninfectomía
Ocular
Otoplastia
Peeling
Plástica facial
Plastia malar
Plástica mamas
Plástica reparadora
Queiloplastia
Reducción de mamas
Rejuvenecimiento facial
Reparadora
Rinoplastia
Rinoseptoplastia
Ritidectomía
Rosácea
Telangiectasias
Varices
Verrugas
Xantelasmas